DIAMONDS ARE FOREVER… BUT FLOWERS TOO

Sé que no está bien presumir, pero cómo no hacerlo con clienta como María… Ella es adorable, preciosa y como todas las novias vino al Atelier con la ilusión que corresponde. Su boda sería un sueño pues se darían el “Sí, quiero” frente al Mar (la cosa empezaba bien), y además ella quería dar un toque natural y romántico a sus complementos (continuaba mejor), y cuando creía que no se podía superar me dice que…

Continue reading