EN LA BODA DE MIS AMIGOS: MARÍA Y JAIME

Corría el año 1995, contábamos con todo un verano por delante y muchas expectativas sobre lo que prometían ser unas vacaciones geniales. Recuerdo aún cómo me acerqué a María con una propuesta que sabía que ella y su hermana no rechazarían: “unamos fuerzas, si somos más, la diversión estará asegurada”. Pronto la canción de “Unidos para siempre” se nos quedaría corta y empezamos a sumar veranos y experiencias que aún hoy nos hacen morir de risa.…

Seguir leyendo