SER ÚNICA noviembre 12, 2014 – Publicado en: BLOG

Arriesgar en un outfit de ceremonia no siempre es fácil. Son momentos en los que queremos ir perfectas, impecables y a veces optamos por un look conservador para acertar seguro. Pero como se suele decir, ¡quien no arriesga no gana! Y esa es mi propuesta: arriesgar para deslumbrar. Un vestido de corte sencillo coronado por un turbante de esos que no dejan indiferente puede bastar para lucir estilosas y maravillosas como nosotras somos 😉 ¿Te atreves?