MEMORIAS DE UNA GEISHA julio 15, 2014 – Publicado en: BLOG

Recuerdo la primera vez que vi “Memorias de una Geisha”, una película que refleja la belleza de una forma delicada, extrema y casi inquietante. Sin ser una gran apasionada de la cultura oriental reconozco que hay algo en ella que me atrae, quizá por eso y de forma inconsciente inspiré mi último outfit como invitada en esta película de Rob Marshall. La que parece ser la última boda de la temporada fue sin duda una gran broche de oro: la boda de mi prima Alexia. Fue una boda maravillosa celebrada en el corazón de mi querida Mallorca. 
Para ella elegí un vestido de Juanjo Oliva color añil que combiné con zapatos rojos. Opté esta vez por prescindir de más complementos que este tocado realizado con orquídeas. El vestido me recordaba ligeramente a un kimono y de ahí elegir un ligerro tocado de orquídeas, una flor delicada y sutil como el mundo de belleza que rodea a las geishas.
Una boda inolvidable y unos días maravillosos en mi querida Mallorca.